Diario de una Mama Paranoica

Estoy cansada

 

Soy madre y estoy cansada.

Cansada de la rutina de querer hacer todo perfecto. Cansada de preguntarme si estoy haciendo las cosas bien o si hago más de lo necesario.

Harta de discutir con mi pareja por cosas tan estúpidas “sí comprar o no una cama tipo Montessori”, u otra no tan tonta, “como llevar a mis hijas bien amarradas en su silla para el carro” y no subir a nadie más porque no caben. Discusiones de por qué no compramos una camioneta en vez de tener un coche austero o por qué es tan difícil poner la ropa sucia en su lugar.

“Por qué no comprar tantos cestos para ropa, como sea necesario, y esperar que le atine a uno”.

Me molesta que me comparen con personas que no tienen casa o ni para comer y que no me conformo con nada.

Estoy exhausta de escuchar consejos que no pedí y de pensar si yo hago lo mismo. Esperar la noche para dormir, estar tan cansada, y no descansar, por pensar en qué hice o no hice bien.

Saber que la maternidad y el matrimonio perfecto, que muestran los medios, son tan falsos como el trasero de Kim K.

Ya me cansé de estar cansada.

Así que ahora descansaré; lo haré de mi misma, viviré siendo una esposa y madre imperfecta. Una mujer con casa tirada y con pantalones deportivos todo el día. Que su vestimenta de gala son unos pantalones de mezclilla y labial rosado. Ya no me traumaré por no poder llevar a mis hijas a clases de pintura y natación.

Disfrutaré de mis hijas cuando ensucien la casa una y otra vez o cuando pinten las paredes y levanten sus juguetes.

Mis cenas favoritas serán esas con palomitas echas en casa y taquitos de la esquina mientras vemos Peppa Pig o Pocoyó. Esperar con ansias la noche para contar nuevamente el cuento de los Tres Cerditos y recibir muchos besos. Para así después aspirar a ver un capítulo de alguna serie de Netflix sin quedarme dormida.

La vida pasa tan rápido que ya no quiero estar al pendiente de ver cómo crecen mis arrugas al mismo tiempo que mis hijas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Seguir a Mama paranoica

No te pierdas las publicaciones de Mama Paranoica