El día que mis bubis se cayeron

 
Parada frente al espejo, mirando y contemplando a “las que alguna vez fueron firmes.” ¿Que les pasó a aquellos senos redondos, grandes y perfectos?… La mama paranoica se preguntó…

  “Voy a dar pecho a mí bebe”se decía mientras crecía su panza. Pasaron los meses y sus bubis se ponían cada vez más grandes, (situación muy satisfactoria para su esposo). El pensar que su bebé sería alimentado exclusivamente con leche materna la hacía sentir una súper Mamá.

   Cuando la familia le preguntaba ¿Le vas a dar tú?, ¿ Le darás bubi? “Claro” Contestaba con una sonrisa en la cara, “la leche de fórmula no es alimento sano” dijo. “Procura no hacer corajes o tener sustos porque luego le cae mal esa leche, ya no sirve” le comentaron.

Qué pasa cuando las cosas no son como uno espera…

 

No hablaré de calostros, ni de dolor, tampoco de la fiebre y sudoración que a algunas mujeres les llega cuando les “baja la leche”. 

Después de varios días e intentos, su bebé por fin “agarro el pecho” y la Mamá se puso feliz. Por desgracia la felicidad duró poco, en ese momento Comenzó su calvario…

Empezó a notar, que su bebé, regresaba la leche que tomaba, no una o dos veces, sino todas las veces. Ella pensaba que “su leche le hacía daño a su bebé” ¿Como puede hacerle daño algo natural y lleno de anticuerpos? “La leche materna es lo mejor que le puedes dar(Le decían especialistas, familia y amigos) “ La leche materna es lo mejor que puedes darle,” se lo repita mientras veía que, después de darle pecho, su hija la vomitaba e incluso al pasar una hora o más. Entonces volvió a preguntarse ¿ Mi leche está mal por corajes, estrés, que he tenido? ¿Será mejor darle una leche especial? ¿Si le dejo de dar pecho me convierto automáticamente en mala madre? ¿si se enferma será mi culpa por egoísta?

Pedir ayuda…

        Consejos de Familia“Dale un té de orégano, yo les daba eso” “Es normal, todos los niños tienen reflujo y se quita a los 3 meses” “Llévalo con un homeópata”

        Llamada al pediatra: “Mi bebe se estaba ahogando y no podía respirar, ni sacar la flema ” dijo la mamá angustiada al  pediatra. “Ya pasó y si vuelve a pasar actúe igual”, y no es necesario que me traiga a su bebé. Por cierto deje de tomar lácteos… Avísame cualquier cosa.

        La ida al Seguro: Después de estar formada dos horas y media en urgencias la pasan a revisión, la madre angustiada le comenta lo sucedido y la doctora responde}su bebé no tiene nada, tiene reflujo y es normal en los bebés, actualmente existen leches especiales para tratarlo, no se preocupe, esto se quita con el tiempo. Es peor traerlo a urgencias, que no ve la gente que viene , sucia y enferma (le dice con un tono y gesto de desprecio)que puede contagiar a tu bebé”. “Vas a ver que cuando que tengas el segundo será más fácil cuidarlo”

       3 de la mañana y llega al hospital infantil: “ Doctor mi bebé se estaba ahogando” sacó leche por la boca y nariz ¿que hago ? El doctor le dice: “señora aquí solo es para atender urgencias su bebé tiene reflujo y si quiere dormir le aconsejo que lo ponga en un portabebé” Tratando de no mentarle la madre le preguntó. ¿Entonces esto no es una emergencia ? “Cada quien tiene sus urgencias y yo no puedo demeritar la de usted, pero es necesario hacer una cita con un médico general porque esto va para largo”. Le dijo el pediatra.  

        Consulta aún especialistaLa madre llegó al consultorio, se sentó y el pediatra la escuchó atentamente. Después de unos minutos el Doctor le dijo:su bebé casi acaba de nacer, es muy pequeño, es normal que tengas miedo y te sientas tristeminutos después Le comentó con peras y manzanas elproblemade su bebé y le dio consejos útiles. Realizó diversos estudios y le recetó a ella una dieta libre de proteína de vaca.  Una hora después la madre salió del consultorio sintiéndose más tranquila… Por fin alguien no la veía como loca y no le importo el dineral que pagó por la consulta (aunque los demás le dijeron que era un gasto innecesario.) 

Búsqueda implacable de comida…

 Ya estando en casa y siguiendo la recomendación del pediatra comenzó la búsqueda implacable de comida que no le hiciera daño a su bebé.(al menos eso pensaba)   La idas a la tienda o al súper ya no fueron las mismas, la Mamá se dedicaba a leer cada etiqueta de los productos que consumía y los iba desechando uno a uno, ” ¿que voy a comer ? si todo tiene trigo o huevo”… “Frutas y verduras,” le dijo su esposo…

      Ella pensaba que ahí terminarían los sermones de la leche materna y se encontraba en un error. La idea de querer darle lo mejor a tu bebé, parecía que le molestaba a las demás personas, la gente (familiares y amigos) empezaba a opinar y dar consejos (sin pedirlos)

“Yo comía lo que había”

“¿Como? ¿Tienes comida especial?”

” Tienes que comer más, te vas a enfermar.”

“Lo que tu haces es darte un lujo”

    De “súper Mamá” a mala Madre…

Si. Fue muy difícil ignorar todos esos comentarios, y tomar la decisión de”complementar” con una leche especial… Es lo que le funcionó a ella,una de teta y otra de leche y así por nueve meses.

No faltaron aquellas personas que le dijeron:

“Ya no le des, ya no sirve igual”

“Ya solo toma por maña”

“Que hueva dar pecho”

” Te van a quedar horribles”

“Los bebés a esa edad te agarran la bubi como bolis”

     Su cuerpo fue diseñado para producir alimento a otro ser humano y es una maravilla, claro que las cosas no fueron como ella quería pero hizo cuanto pudo.

     Tiempo después y de varias mordidas decidió ya no darle pecho, se sintió la peor madre y estaba lista para ignorar lo que los demás tenían que decirle…

    Fue en ese momento cuando vio sus bubis caídas, no recuerda en que momento paso, no se dio cuenta, fue la gravedad, la naturaleza. Y por obvias razones las extraña mucho.

   Tal vez la juzgues o te identifiques, pero esta es su historia y su sentir.

Deja un comentario

Seguir a Mama paranoica

No te pierdas las publicaciones de Mama Paranoica